Imperio Informativo
Image default
Opinion

EL ADIÓS A LA CLASE MEDIA EN MÉXICO, SIGNIFICA EL RECRUDECIMIEMTO DE LA POBREZA

Por Víctor Hugo Barrera

Primero los pobres, es la frase del proyecto, porque aún sigue en proyecto, de la Cuarta Transformación (4T), y que al parecer nadie comprende que significa específicamente.

Si significa que la administración federal trabajará para mejorar la calidad de vida de los pobres, aún está muy lejos de conseguirlo y al contrario el camino que ha tomado esta administración solamente ha sido asistencialista y no de empuje para sacar a los pobres de los diferentes niveles que se pueda medir.

En México la escala social se empieza a modificar y la polarización se hace cada vez más intensa, donde los pertenecientes a la clase de mayores recursos se mantienen, los que están en el plano intermedio empiezan a recorrerse hacia los que se encuentran en pobreza, esta última se incrementa e insistimos, no existe un proyecto real para empujar la movilidad social de este bloque social.

Llevamos seis meses después de aplicadas las medidas de confinamiento por la pandemia, y aún no es posible dimensionar las consecuencias que la pandemia del coronavirus dejará en materia educativa, salud mental, seguridad social, integración familiar, daños colaterales que serán difíciles de superar en el corto plazo.

Pero sin duda, si serán parte de la erosión social que ha dejado la pandemia ante la falta de estrategias económicas para amortiguar el impacto en la estructura empresarial y el desempleo como resultado tangible de ello.

Aunque desde hace varios años definir la pobreza en México y para establecer una clase media, se ha vuelto difícil porque se atrevieron a medir pobreza basada en falta de ingresos económicos, por alimentación, por educación, por carecer de seguridad social o porque se carecen de servicios públicos básicos, implica que cada vez más la gente cae en pobreza

Es por ello, que sustentamos que la actual administración no ha podido resolver el problema de la pobreza y la ha incrementado por decisiones encaminadas más a la popularidad del titular del poder ejecutivo, que a buscar un mejoramiento en las condiciones de la gente.

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, una persona de la clase media es aquella que no es pobre ni vulnerable, que no tiene carencias que le impidan acceder a las canastas alimentarias y no alimentarias. Pero la última medición de esta clase media se dio en 2018, en la administración de Peña Nieto.

Ahora, muchos miembros de la clase media ya no cuentan con los ingresos suficientes y ya se saben vulnerables, si a esto le sumamos que el colapso de la pandemia en nuestra economía ha sido muy desigual y las proyecciones de que la recuperación tardará por lo menos 4 o 5 años, la clase media disminuye porque hay quienes han decidido, sacar a sus hijos del colegio privado, dejar de pagar seguros, vender sus pocos activos y bienes para llevar a cabo la política de austeridad impuesta por la presente administración.

Entonces es necesario preguntar cuando la administración federal determinara aplicar estrategias que reactive la economía lo más pronto posible y cómo le va hacer para que la recuperación en forma de palomita sea lo más asimétrica posible.

Pero, pese a que la narrativa oficial diga que ya empezó a recuperarse el empleo, lo cierto es que no hay políticas que lo garanticen. Los programas sociales están dirigidos a la base más vulnerable pero de manera asistencialista por lo que si en verdad se va a trabajar para los pobres deberán destinarse mayores transferencias de dinero en los programas sociales y a un mayor número de personas, lo que parece difícil de cumplir, por lo menos este año y los próximos cuatro años más si no existe un estructura empresarial sólida, un gasto público en todas las áreas productivas para que se puedan crear más y mejores empleos para todos los mexicanos y no solo encapricharse con proteger empresas productivas que están encaminados a mantenerse en números rojos como lo es Pemex y en proyectos que desde un inicio han mostrado poco viabilidad para concluirse en este mismo sexenio.

Notas Relacionadas

DE FRENTE Y DE PERFIL

Redacción

DERECHO A LA INFORMACIÓN

Redacción

EL PROCESO DE VACUNACIÓN Y LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA DE MÉXICO

Redacción